Esto es lo que sabemos sobre la nueva cepa del Covid-19

Los científicos se apresuran a comprender por qué una nueva cepa del coronavirus que surgió en Inglaterra en septiembre parece estar propagándose mucho más rápidamente que las variantes anteriores.

La primera conclusión, según los científicos británicos, es que el virus ha mutado para cambiar la llamada proteína de espiga en la superficie del virus, aumentando la capacidad de la proteína para adherirse y entrar en las células humanas. Estos cambios permiten que la mutación, conocida como N501Y, se extienda un 70% más rápido que las versiones anteriores del virus, según sugieren los primeros análisis.

Neville Sanjana del Centro del Genoma de Nueva York dice que no hay evidencia que sugiera que la variante se haya propagado a los EE.UU.

Los virus mutan todo el tiempo y los coronavirus menos que algunos otros, como los que causan la gripe. A veces estos cambios accidentales alteran los atributos del virus y a veces no.

Los científicos han identificado 23 cambios genéticos en la nueva cepa, un número inusualmente grande, algunos de los cuales están asociados con cambios en las proteínas que el virus produce.

La proteína de espiga se encuentra en la parte superior de las espigas representadas en las representaciones gráficas del virus y le dan el aspecto de una corona de la que los coronavirus reciben su nombre. La proteína de espiga contiene aminoácidos que utilizan una enzima del cuerpo, llamada furina, para disolver las capas celulares y permitir que el virus entre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: El uso de anteojos puede salvarte del COVID

Tres preguntas principales están siendo investigadas: ¿Es la nueva cepa más contagiosa, es más probable que sea mortal o que cause una enfermedad grave, y es más probable que venza a las respuestas inmunológicas del cuerpo, incluidas las que fomentan las vacunas?

Las respuestas provisionales a esas preguntas, como las esbozaron los asesores científicos británicos el sábado, son sí, no y no.

Patrick Vallance, el principal asesor científico del gobierno británico, dijo el sábado que tres tipos de estudio – de la composición genética del virus, las estadísticas y en el laboratorio – se han unido para mostrar que esta variante es significativamente más propensa a ser transmitida entre las personas que las cepas anteriores.

Dijo que la variante había ocurrido por primera vez en septiembre, ya sea en Londres -donde fue identificada el 21 de septiembre- o en el cercano condado de Kent, donde fue encontrada el 20 de septiembre. A mediados de noviembre, el 28% de los casos en Londres eran atribuibles a la nueva cepa. En la semana que comenzó el 9 de diciembre, fue responsable del 62% de los casos en la capital.

“Se está convirtiendo en la variante dominante; está superando a todas las demás en cuanto a transmisión”, dijo en una conferencia de prensa el sábado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Google está ofreciendo pruebas COVID-19 gratuito a todos sus empleados en Estados Unidos

Una descripción preliminar de la variante, publicada en línea por científicos asociados a un esfuerzo británico para rastrear las variaciones genéticas del virus, sugirió que la nueva cepa puede haberse desarrollado en alguien que sufre de una infección crónica, posiblemente debido a un sistema inmunológico debilitado.

El Sr. Vallance dijo que las conclusiones de que la mutación era menos peligrosa y que era poco probable que comprometiera la eficacia de las vacunas eran preliminares. Dijo que había razones teóricas por las que la nueva cepa podría alterar la respuesta inmunológica, aunque hasta el momento no había pruebas de ello.

“La hipótesis de trabajo es que la respuesta de la vacuna debería ser adecuada para este virus, pero tenemos que estar atentos a esto”, dijo.

Según el Dr. Sanjana del Centro del Genoma de Nueva York, “Las mutaciones simples generalmente no alterarán el rendimiento de la vacuna”.

Los funcionarios británicos dijeron que no tenían pruebas de que la mutación estuviera presente en el extranjero, aunque los científicos dicen que una mutación similar ha aparecido independientemente en Sudáfrica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: El Covid usa las mismas tácticas que el VIH para evadir al sistema inmune
Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *